Andalucía sacará la calculadora cada cinco años para ampliar su mapa farmacéutico

Junta de Andalucía cogerá la calculadora cada cinco años —mínimo— para analizar cómo ha fluctuado el censo en dicho periodo y, en función de ello, proceder (o no) a la convocatoria de nuevos concursos de oficinas de farmacia. Por debajo de esa periodicidad, la calculadora deberá permanecer en el cajón.

La periodicidad mínima de cinco años entre convocatorias es una de las principales características del nuevo decreto aprobado por el Consejo de Gobierno regulador del procedimiento de adjudicación de nuevas oficinas de farmacia en la región. Eso sí, los nuevos tempos se estrenarán con un primer concurso este verano de 2018, según confirma el portavoz del Ejecutivo andaluz, Juan Blanco.

Se da la circunstancia que el último concurso de farmacias convocado en Andalucía concluyó precisamente hace un lustro (2013). En él entraron en juego 377 establecimientos (316 nuevos establecimientos y otros 66 que habían quedado libres tras la fase de traslados previa), para conformar una red regional de 3.879 boticas. En este concurso de 2018 se primarán las aperturas en localidades costeras, lo cual facilita el hecho de que este decreto permita atender también la población estacional.

El nuevo decreto mantiene los criterios que regieron en el último concurso. Así, por ejemplo, se continuará reservando un 5 por ciento del cupo de nuevas farmacias para profesionales con discapacidad.

Igualmente, se mantendrá la fragmentación de las adjudicaciones en tres fases. La primera cubrirá como máximo un 20 por ciento del total de nuevos establecimientos y en ella sólo podrán participar los titulares en municipios de menos de mil habitantes y lo hayan sido durante los últimos diez años. Esta consideración fue positivamente valorada por los farmacéuticos rurales y, en especial, por los titulares de boticas VEC.

En la segunda fase, respecto a las farmacias restantes tras la primera fase, podrán participar todos los farmacéuticos interesados y también aquellos que no hayan resultado adjudicatarios. La tercera, para los farmacéuticos que no son titulares, adjudicará las oficinas vacantes que quedasen disponibles.

Fuente: El Global